Feeds:
Entradas
Comentarios

‘Profesnor’

1.png

Antes que monja, un servidor fue marinero. El caso es que, cuando iba a clase de escritura como alumno -todavía lo soy-, tuve el privilegio de impregnarme de ese tufo que emanan algunos ‘profesnores’: Seguir leyendo »

Anuncios

Alumnos

hqdefault (3)

Es curioso y por otra parte inevitable que, cuando llevas un tiempo impartiendo clases de escritura, empieces a clasificar a cierto tipo de alumnos, a veces tras su primera lectura, cuando se repiten por su forma de afrontar lo que tratas de enseñarles. A veces van cambiando de un estadio a otro, pero no siempre es para bien: Seguir leyendo »

Escritor novato

(tengo que decir que no estoy de acuerdo con este profesor, ni con su método)

Sabes que estás ante un escritor novato, aunque se haya consagrado y le sigan más ratas que a un flautista, en cuanto: Seguir leyendo »

Amigo imaginario

amigos-imaginariosA los ocho años, tuve un amigo y compañero de colegio, llamado Marcos, que, a su vez, tenía un amigo… imaginario.

La única tarde que fui a jugar a su casa, vi cómo Marcos le hablaba a un tal Mati como si lo tuviera delante.

No se me olvida que su madre nos trajo la merienda, ni que fue ella quien le dijo a su hijo: – ¿Ya le has presentado a Mati a tu amiguito? A lo que Marcos respondió: -Todavía no… -y luego se dirigió a mí-: -Es que es un poco tímido con los niños que no pueden verlo.

Seguir leyendo »

¡Machista!

1516448145_892951_1516454650_noticia_normal

Tenía casi treinta cuando empecé a salir con “R”. Lástima que, además de una chica muy atractiva, fuese tan insegura, y, por tanto, muy celosa.

Los primeros meses, distraído por su belleza -y a causa de mi inexperiencia con chicas tan guapas-, no le di importancia; e incluso me sentí halagado, porque que una chica así, que le gustaba cualquier heterosexual, sintiese tanto interés -incluso sufrimiento- en que sólo estuviese con ella, me tenía asombrado.

Más perplejo me quedé cuando dos meses después, durante un viaje de verano, me pegó un puñetazo y me puso un ojo negro durante las dos semanas que estuvimos en Túnez; más otra que fue pasando de violeta a fucsia y luego a amarillo pomelo; más por bajarse hasta el pómulo que por el color en .

Seguir leyendo »

Fábula

JLM-5291 CUCKOO'S egg - in DUNNOCK / Hedge Sparrow 's nest with eggs

Esta es la historia de un pollo de mirlo y de un cuco viejo que pasaba por allí: 

Todavía en el nido, un pollo espera a que sus padres vuelvan con una lombriz, o con una larva retorciéndose en el pico. Mientras se desgañita estirando el cuello y abriendo la boca, se da cuenta de que un pájaro más grande, que no se parece a sus padres, se acaba de posar en otra rama, a pocos metros de la suya. 

Aunque ya no es un polluelo, porque casi ha perdido el plumón y tiene los cañones de las plumas con alguna que otra en ristre, deja de llamar a sus padres, como primer intento de pasar inadvertido. Sin embargo, al ver que el otro pájaro sigue ahí, como si tal cosa, se hincha, para parecer más grande o un erizo enfurecido –por los cañones que parecen púas–.  

Seguir leyendo »

Clases de baile

libros-shutterstock-696x464

De vez en cuando, alguien me pregunta por qué imparto clases, tanto de dibujo como de escritura, si siempre digo que detesto a la mayoría de los ‘profesores’ que he tenido.

La respuesta que doy es que se debe, precisamente, a eso mismo.

Recuerdo que, hace tiempo, durante los años en los que fui alumno de escritura, tuve compañeros que, tras dos años -conmigo- en el mismo taller literario -era presencial-, no sólo no aprendieron a escribir, sino que dejaron el curso, hartos e incapaces de desarrollar media página. Y me refiero a un taller literario de esos que cuestan más de noventa euros al mes. Seguir leyendo »