Feeds:
Entradas
Comentarios

Gravedad

sec3b1ora-con-perro-e1525858756809.jpg

Un jubilado descubre a un joven de pie sobre la cornisa de una azotea, por casualidad y mientras está dando su paseo matutino. Sin ir más lejos, la que hay sobre el edificio más alto de la calle.

Así, de un primer vistazo, no le parece un suicida. Le llama la atención su barba y que tiene el pelo demasiado largo para ser un oficinista; aunque es cierto -se dice- que lleva camisa -por fuera del pantalón- y corbata.

El jubilado piensa en que, sea o no un oficinista, quizá haya salido para estirar las piernas o a mirar a lo lejos… ¿y qué mejor sitio que una cornisa?

El caso es que no puede dejar de mirar al joven, que sigue ahí, de pie, inmóvil en una zona de peligro, con las punteras de los zapatos asomadas al vacío, igual que dos lemmigs indecisos. Seguir leyendo »

Anuncios

Destructor literario

20170618-636333656981550957_20170618065803-kTQB--656x443@LaVanguardia-Web.jpg

No hace mucho, un colega me envió el borrador de una novelita que estaba escribiendo en sus ratos libres. No lo hizo sin más, porque me conoce; aunque sólo sea porque tenemos un amigo común.

El caso fue que coincidimos en una librería del centro, e incluso hizo amago de darme un abrazo, en cuanto me vio.

Me dijo que sabía que mi opinión iba a ser honesta, sin tapujos; y que eso era lo que necesitaba, antes de empezar a moverla por concursos literarios y editoriales. Porque al parecer, de momento, sólo se la había enseñado a familiares y a algún amigo; que siquiera escribía. Esto le hacía dudar de si sus opiniones eran objetivas, o estaban sesgadas por tanto afecto.

Todos hemos tenido abuela y madre que nos dicen lo guapos y listos que somos.

Lo dijo tal cual a modo de despedida.

Seguir leyendo »

Escritores violentos

harlanellisonta-514787175.jpg

El bueno de “Ellis” echando mano a la máquina; nunca se sabe si para escribir o para lanzársela a alguien a la cara

Por norma, el escritor es un ser desequilibrado con escaso talento para vivir -su vida-. De ahí esa tendencia a tratar de vivir la de otros, a través de la escritura. No por nada es un gremio con un alto índice de suicidios; incluso si no tenemos en cuenta a todos los que se han matado bebiendo.

Tal vez sea esa la razón de que, demás, haya una larga lista de autores fieles a esa tradición -tan edificante- de emprenderla a mamporros contra el prójimo; ya se trate de un colega, tu editor, o de cualquier lector bocazas, durante una firma de ejemplares.

Son incontables los casos de violencia fuera de las páginas:

Seguir leyendo »

El Madrid ‘Real’

Comuneros.jpg

Visita guiada por un servidor:

Siempre que unos amigos vienen a la capital -si así lo quieren-, les doy una vuelta por los lugares más emblemáticos del centro, contándoles anécdotas -un poco negras- del Madrid que me interesa desde que era un chaval:

Tras empezar el recorrido por La puerta del Sol; en la que les muestro el kilómetro cero del país y les explico que allí se despide, por tradición, el año viejo, les muestro el Madrid en el que reyes y bandoleros fueron esquinas no tan distantes de un mismo callejón.

Seguir leyendo »

CPW1767

Fraude literal en concursos literarios

Es raro el escritor que no participa en concursos literarios; ya sea en busca de reconocimiento, que amplíe su dossier de escritura, o tal  vez porque todavía hay certámenes con buenos premios en metálico.

El problema es que hay muchos concursos que son una argucia de marketing, un fraude sin más, o  no son lo que parecen y prometen. Así es que, a continuación, te voy a dar trece puntos para detectarlos. Así te ahorras tiempo y disgustos: Seguir leyendo »

8cf4710a-dbaa-4a6d-8187-733c4d9b3bcb.jpg

Hoy me he enterado de que, al parecer, en este país -de mierda-, se abandona un perro cada tres minutos.

Es lamentable… aunque al menos en la ciudad de Barcelona han tomado la iniciativa curiosa; que para mí es insuficiente.

Se trata de poner una reproducción de un perro atado a una farola -muchos son abandonados así- con un código en el collar, que puede leerse con el móvil, con el perfil de uno abandonado, para que los transeúntes lo puedan adoptar.

Seguir leyendo »

Discusión conyugal 2.0

hombre-maltratado-990x660

Una tarde, a eso de las seis menos cuarto, Martín discute con su mujer, Cristina, mientras está conduciendo.

Vuelven de hacer la compra del mes en un centro comercial -algo lejos de su casa porque vende la comida ecológica y macrobiótica, que tanto le gusta a ella- cuando empieza la bronca.

De hecho, antes de la discusión, Cristina iba pensando en que le gustaría crear un blog sobre alimentación saludable para compartir sus hábitos por Internet. “Quien sabe si eso no puede acabar convirtiéndose en un negocio. Así no tendría que trabajar con su marido, Martín“.

Seguir leyendo »