Feeds:
Entradas
Comentarios

Marcado

Marking-livestock-different-types-of-branding

Tenía treinta cuando la hermana de un compañero me presentó a una de sus amigas. Fue durante el cumpleaños de éste -que es de mi edad-, y, pese a que respondí a la presentación con cierta pereza, en plan trámite social, me sorprendió lo bien que nos caímos desde el principio; y lo digo porque yo no soy de los que suelen caer bien al primer tiento.

Por lo menos en mi caso, y hasta aquel momento, no me había encontrado con una chica que fuese tan divertida, ni que contase tan bien las anécdotas -todas muy curiosas, por cierto-. Además, era bastante atractiva en todos los sentidos. Vamos, una de esas personas entre millares que, contra todo pronóstico y pese a haber mamado de una teta como las demás, saben cómo distinguirse. Seguir leyendo »

Anuncios

Timos en Madrid

1-cuchillo-de-paloA continuación, y por todo lo que me interesa la novela picaresca, cinco timos que he presenciado en Madrid; aunque supongo que pueden detectarse en otras ciudades:

1. El billete a tu ruina

Imagina que acabas de sacar un billete de cincuenta euros de un cajero automático -lo que significa que no puede ser falso-. Lo tienes calentito en la cartera; tanto que te está quemando el bolsillo. Así que decides entrar a una tienda para comprar algo, pero resulta que al dependiente no se le ven las manos -como ocurre en algunos estancos u otras tiendas, por culpa de una mampara de protección-. Bien, si por un casual, alguien le han colado un billete falso de cincuenta -que son los más frecuentes-, lo puede tener preparado junto al detector; que, por esta mampara o ventanilla, queda fuera de la vista. Seguir leyendo »

‘Profesnor’

1.png

Antes que monja, un servidor fue marinero. El caso es que, cuando iba a clase de escritura como alumno -todavía lo soy-, tuve el privilegio de impregnarme de ese tufo que emanan algunos ‘profesnores’: Seguir leyendo »

Alumnos

hqdefault (3)

Es curioso, y por otra parte inevitable, que, cuando llevas un tiempo impartiendo clases de escritura, empieces a clasificar a cierto tipo de alumno, a veces tras su primera lectura, cuando se repite por su forma de afrontar lo que tratas de enseñarle. A veces, van cambiando de un estadio a otro, y no siempre es para bien: Seguir leyendo »

Escritor novato

(tengo que decir que no estoy de acuerdo con este profesor, ni con su método)

Sabes que estás ante un escritor novato, aunque se haya consagrado y le sigan más ratas que a un flautista, en cuanto: Seguir leyendo »

Amigo imaginario

amigos-imaginariosA los ocho años, tuve un amigo y compañero de colegio, llamado Marcos, que, a su vez, tenía un amigo… imaginario.

La única tarde que fui a jugar a su casa, vi cómo Marcos le hablaba a un tal Mati como si lo tuviera delante.

No se me olvida que su madre nos trajo la merienda, ni que fue ella quien le dijo a su hijo: – ¿Ya le has presentado a Mati a tu amiguito? A lo que Marcos respondió: -Todavía no… -y luego se dirigió a mí-: -Es que es un poco tímido con los niños que no pueden verlo.

Seguir leyendo »

¡Machista!

1516448145_892951_1516454650_noticia_normal

Tenía casi treinta cuando empecé a salir con “R”. Lástima que, además de una chica muy atractiva, fuese tan insegura, y, por tanto, muy celosa.

Los primeros meses, distraído por su belleza -y a causa de mi inexperiencia con chicas tan guapas-, no le di importancia; e incluso me sentí halagado, porque que una chica así, que le gustaba cualquier heterosexual, sintiese tanto interés -incluso sufrimiento- en que sólo estuviese con ella, me tenía asombrado.

Más perplejo me quedé cuando dos meses después, durante un viaje de verano, me pegó un puñetazo y me puso un ojo negro durante las dos semanas que estuvimos en Túnez; más otra que fue pasando de violeta a fucsia y luego a amarillo pomelo; más por bajarse hasta el pómulo que por el color en .

Seguir leyendo »