Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Epifanía’ Category

1516448145_892951_1516454650_noticia_normal

Tenía casi treinta cuando empecé a salir con “R”. Lástima que, además de una chica muy atractiva, fuese tan insegura, y, por tanto, muy celosa.

Los primeros meses, distraído por su belleza y mi inexperiencia con chicas tan guapas-, no le di importancia; e incluso reconozco que me sentí halagado, porque que una chica así, que tenía éxito con cualquier heterosexual, sintiese tanto interés -incluso sufrimiento- en que sólo estuviese con ella, me tenía asombrado.

Más perplejo me quedé cuando dos meses después, durante un viaje de verano, me pegó un puñetazo y me puso un ojo negro durante las dos semanas que estuvimos en Túnez; más otra que fue pasando de violeta a fucsia y luego a amarillo pomelo; más por bajarse hasta el pómulo que por el color en .

(más…)

Anuncios

Read Full Post »

cerraduras-antiguas-199-1-640x437

(que no es lo mismo que literatura de género)

En la primera aula de escritura -a la que asistí como alumno- tuve a una profesora que dijo, a modo de presentación, que la escritura es cosa de mujeres. Ignoro si se habría atrevido a hacer lo mismo de no haberse dado la casualidad de que, en aquella ocasión, había doce mujeres y sólo dos hombres en la clase.

Tampoco sé si el otro tipo estaba tan perplejo como yo. En todo caso, me pareció que estaba resignado. Tal vez porque era mayor que yo y la edad hace que aceptes cierto tipo de cosas sin rechistar, estés o no de acuerdo con ellas.

El caso fue que, cuando me tocó presentarme, le pregunté a esta buena mujer -no sin cierta suspicacia- si, por toda su experiencia docente, era habitual la proporción entre géneros, no literarios. Recuerdo que todas se callaron y aquella profesora, muy sonriente, hizo una pausa, en la que no me pareció que hubiese reflexión alguna, sino un vamos a ver cómo te lo explico, chaval, para que lo entiendas y me dijo: Sí, esto siempre es así; refiriéndose, claro, a que hay más mujeres que hombres en las clases de escritura, y no es por casualidad.

(más…)

Read Full Post »

harlanellisonta-514787175.jpg

El bueno de “Ellis” echando mano a la máquina; nunca se sabe si para escribir o para lanzársela a alguien a la cara

Por norma, el escritor es un ser desequilibrado con escaso talento para vivir -su vida-. De ahí esa tendencia a tratar de vivir la de otros, a través de la escritura. No por nada es un gremio con un alto índice de suicidios; incluso si no tenemos en cuenta a todos los que se han matado bebiendo.

Tal vez sea esa la razón de que, demás, haya una larga lista de autores fieles a esa tradición -tan edificante- de emprenderla a mamporros contra el prójimo; ya se trate de un colega, tu editor, o de cualquier lector bocazas, durante una firma de ejemplares.

Son incontables los casos de violencia fuera de las páginas:

(más…)

Read Full Post »

Comuneros.jpg

Visita guiada por un servidor:

Siempre que unos amigos vienen a la capital -si así lo quieren-, les doy una vuelta por los lugares más emblemáticos del centro, contándoles anécdotas -un poco negras- del Madrid que me interesa desde que era un chaval:

Tras empezar el recorrido por La puerta del Sol; en la que les muestro el kilómetro cero del país y les explico que allí se despide, por tradición, el año viejo, les muestro el Madrid en el que reyes y bandoleros fueron esquinas no tan distantes de un mismo callejón.

(más…)

Read Full Post »

8cf4710a-dbaa-4a6d-8187-733c4d9b3bcb.jpg

Hoy me he enterado de que, al parecer, en este país -de mierda-, se abandona un perro cada tres minutos.

Es lamentable… aunque al menos en la ciudad de Barcelona han tomado la iniciativa curiosa; que para mí es insuficiente.

Se trata de poner una reproducción de un perro atado a una farola -muchos son abandonados así- con un código en el collar, que puede leerse con el móvil, con el perfil de uno abandonado, para que los transeúntes lo puedan adoptar.

(más…)

Read Full Post »

Imprimir

Suelo toparme con quien no distingue entre perversión y fantasía. Un equívoco común de coste fatal, si no se detecta a tiempo.

Una de las primeras chicas con las que salí -¿cómo olvidarla, si era un primor?-, se ponía cachonda cuando le dejaba que me afeitase. Empezó con una maquinilla desechable, de esas de plástico -que es con lo que me afeitaba yo-. pero pronto se dio cuenta de que no hay nada mejor que una buena navaja.

(más…)

Read Full Post »

Cicatriz

Cosas-debes-saber-de-una-chica-que-ama-a-los-perros-31

Nota: viene de la entrada Black Mirror (que sólo tiene relación con la serie si ves el episodio Hang The DJ).

Tardé otra semana y media. Tiempo en el que -me avergüenza reconocerlo- alteré mi itinerario, de ida y vuelta, pasando por lugares en los que supuse que la encontraría. Me basé en que aquella noche, en que no le pedí el teléfono, la vi irse hacia el barrio de Conde Duque. Sé que allí hay tres plazas por las que paraba con la perra cuando iba a ver a Cliff -aquel norteamericano costra de barra de quien ya he hablado en otras entradas-. Así que, cada tarde, al volver al casa, prologaba el paseo por las plazas que hay en ese barrio. Sobre todo por la de Comendadoras, que es la más grande. Incluso me dio por cruzar San Bernardo para volver a casa sin dejarme la plaza del Dos de Mayo; porque ella me dijo una vez que allí se había encontrado con Cliff, borracho como un bizcocho.

(más…)

Read Full Post »

Older Posts »