Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Intercambio de rehenes’ Category

yuen.jpgEstimadas todas, Renata Manz me envía una carta, que ella  misma encontró manuscrita en chino -vayan ustedes a saber dónde y cómo-, en la que, al parecer, Li Ching-Yun, uno de los hombres más longevos de este cochino planeta, hace una petición:

Estimados señores de Nuponja:

Me dirijo a vosotros porque necesito conseguir la esponja de nube.

Estoy a punto de cumplir ciento cincuenta años, he sobrevivido a  veintitrés  esposas, tengo ciento ochenta hijos  y el Emperador me ha felicitado en dos ocasiones por mi longevidad. Soy un reconocido herborista,  mas no he conseguido solucionar  con  mi  sabiduría  el grave problema que me aqueja.   (más…)

Read Full Post »

wc-danger_1214758674

Relato que recomiendo de Guillermo Gallego:

Debo haber tomado demasiado Alka-Seltzer, porque esta mañana cagué efervescente.

Hubo burbujas negras en el retrete y gemidos del fin del mundo. Hubo una masa oscura y amenazante, algo muy parecido a un animal muerto o a una tormenta de verano.

Mi mujer me ha prevenido acerca de las virtudes del Alka-Seltzer. Aunque probablemente esta pócima no tuvo nada que ver con la diarrea. Aspirina, bicarbonato de sodio, ácido cítrico. Esto es todo. Lo que sí probablemente tuvo mucho que ver fue un frasco de antibióticos que encontré en la cocina. Este es el detalle que no le puedo mencionar a mi mujer.

Me tomé uno por las dudas, porque empezaba a tener dolor de cabeza y picazón en la garganta. El antibiótico en cuestión era gigantesco; a tal punto parecido a un supositorio que en la etiqueta tuvieron que aclarar: Administrar de forma oral Seguir leyendo

Read Full Post »

Pati and me

Nota: este texto me lo ha enviado mi amiga Tania, que escribe en inglés y creo que es mejor no traducirlo.

Pati, Patricia Cabada. 8th grade was one of my worst years, I was so sad, gloomy and I hated everything. She was in my class, and she was the typical popular and pretty girl. I remember we did our first class project together because we had been separated from our friends, and we were kind of lonely in our class. It was about NY, ironic in a way, you’ll know why later. So I remember the teacher said, okay go sit with your partner. Pati came over to me, but instead of walking over she grabbed her chair without lifting her butt from it. And came half walking sitting to me, and said “I had my period.” (más…)

Read Full Post »

Si hay un rasgo que nos define como especie –no es que seamos bípedos pensantes con conciencia de «sí mismos», el dedo enfrentado para asir donuts y dildos, y un ego desquiciado con muy poca conciencia de cuanto nos rodea– es el canibalismo. Somos una especie caníbal. ¿Quién puede negármelo? Y no me refiero sólo a nuestros antepasados antropófagos de la prehistoria; comportamiento explicable desde el origen del misticismo o la más pura y honesta necesidad. Hablo de la prehisteria: de cómo nos fagocitamos políticamente, comercialmente, con una impiedad financiera. Incluidas, claro, parafilias u otras desviaciones gastronómicas reivindicadas por algún chef de moda: como esa costumbre nórdica de cocinar y comerse en familia la placenta, que viene –o debería– con cualquier recién nacido. Pero, sobre todo, me refiero a la guerra, cualquiera de ellas, que es sin duda es la máxima expresión antropofágica de nuestra especie.

Durante la Segunda Guerra Mundial, por ejemplo, hubo un experimento –si se me permite llamarlo así– totalmente involuntario, realizado por el ejercito alemán en la ciudad que hoy es San Petersbugo: Leningrado (leer más).

Read Full Post »

Hace tiempo, conocí a un tipo que pertenecía a MENSA; organización cuyo requisito es obtener un resultado por encima del noventa y ocho por ciento de la población en un test inteligencia acreditado.
Según pone en su web: una de cada cincuenta personas tiene un cociente intelectual –no coeficiente– para ser «mensista» y técnicamente se le considera superdotado.
El cometido de dicha organización consiste en poner en contacto a estas personas entre sí.
A este tipo en cuestión, al que llamaré ASM, porque no es un personaje sino una persona que tenía entonces treinta y cinco años, lo conocí jugando al ajedrez (leer más).

Read Full Post »

Charles Perrault fue el primero que recogió la historia de Caperucita Roja, aunque llevaba dando tumbos oralmente por Europa desde la Edad Media, y la incluyó en un volumen de cuentos en mil seiscientos noventa y siente.

Más tarde, Los Hermanos Grimm le dieron otro aspecto, rescribiéndola a partir de la versión de Perrault y, al parecer, de otra escrita en mil ochocientos por Ludwig Tieck:Leben und Tod Rotkäppchens: enin Tragödie (Vida y muerte de la pequeña Caperucita Roja: una tragedia).

Después de hacer este mejunje, Los Hermanos Grimm escribieron una versión más inocente y con menos elementos eróticos que en las versiones anteriores, además le añadieron un final feliz; porque las versiones anteriores no acaba bien para la protagonista. (leer más)

Read Full Post »

Durante el periodo Edo o Tokugawa (1600–1868), el emperador y último shōgun, Tokugawa Yoshinobu, prohibió que las mujeres interpretasen papeles teatrales. A fin de acabar con la costumbre de que, terminada la representación y caracterizadas todavía como sus personajes, se prostituyesen; algunos espectadores pagaban grandes sumas por tener relaciones sexuales con el personaje, más allá de la interprete o su atractivo –los japoneses siempre han tenido un sentido del fetichismo exquisito–. (leer más)

Read Full Post »

Older Posts »