Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘chica’

www.swide_.com-top-10-volcanoes-to-visit-best-volcano-tours-vesuvius-naples-610x396

Tamaino, en pleno cauce del río Tiguarán, es un pueblito entre dos volcanes. El Chirimbayo, al que los habitantes llaman ‘El dormido’ y le rezan a San Bartolomé cada día para que no se despierte; y El Latore, que tiene un lago helado en la cumbre, justo en el centro del cráter, al que llaman ‘El muerto‘. (más…)

Anuncios

Read Full Post »

Cicatriz

Cosas-debes-saber-de-una-chica-que-ama-a-los-perros-31

Nota: viene de la entrada Black Mirror (que sólo tiene relación con la serie si ves el episodio Hang The DJ).

Tardé otra semana y media. Tiempo en el que -me avergüenza reconocerlo- alteré mi itinerario, de ida y vuelta, pasando por lugares en los que supuse que la encontraría. Me basé en que aquella noche, en que no le pedí el teléfono, la vi irse hacia el barrio de Conde Duque. Sé que allí hay tres plazas por las que paraba con la perra cuando iba a ver a Cliff -aquel norteamericano costra de barra de quien ya he hablado en otras entradas-. Así que, cada tarde, al volver al casa, prologaba el paseo por las plazas que hay en ese barrio. Sobre todo por la de Comendadoras, que es la más grande. Incluso me dio por cruzar San Bernardo para volver a casa sin dejarme la plaza del Dos de Mayo; porque ella me dijo una vez que allí se había encontrado con Cliff, borracho como un bizcocho.

(más…)

Read Full Post »

black_mirror_temporada_4_charlie_brooker_2

Cuarta temporada de Black Mirror, serie sobre el efecto perverso implícito en la tecnología, cuarto episodio: Hang the DJ.

Está mal que lo escriba pero de vez en cuando –todavía– alguna chica se fija en mí. ¿Vaya usted a saber porqué? Aún me parece más incomprensible si ella tiene veintisiete años y yo ando cerca de los cuarenta y cuatro. Todavía es más raro, si se la puede describir como a una “elfa” rubia -a veces le asoman la punta de las orejas por el pelo largo y liso- de ojos grandes, con iris de un glaciar, desde los que me mira como si yo fuera una liebre, inmovilizada por su haz, en medio de un carretera nocturna. (más…)

Read Full Post »

¿Has visto que me han salido unas cuantas pecas justo aquí? -le dice Patri encogiéndose de hombros para ahuecar el escote. Marc no mira; y cuando lo hizo nunca como ella esperaba.

Están a solas otra vez, por casualidad. Los demás acaban de irse al pueblo, a siete kilómetros, para comprar más cerveza; porque Saúl y Hernán, el hermano mayor de Patri, se las han bebido todas antes de las once de la mañana.

Siempre que Patri se queda a solas con Marc, (su hermano no se fía de ninguno de los otros, porque dice que están más salidos que él), le da por hacerle ese tipo de preguntas. (más…)

Read Full Post »

girl-on-the-rooftop-girl-hd-wallpaper-1920x1200-27543

El otro día, alguien dejó una carta mecanografiada y sin sobre en mi buzón, que dice esto:

Querido, y a tantas veces detestado, Carlos:

Estoy de vuelta en Madrid (si es que puede decirse que alguna vez me fui; porque, aunque si la comparas con Paris o Londres es un villorrio, es cierto que tiene algo acogedor con los foráneos, que no he visto en otra parte).

El caso es que el otro día me crucé contigo; cosa que llevaba esperando -y temiendo- desde mi vuelta, hace ya casi tres meses. (más…)

Read Full Post »

img_7921

Nota: Este texto es la segunda parte de la entrada Repelente femenino. Pido disculpas a mi buen compadre Joaquín Arroyo por haber estirado tanto su paciencia.

A mi vuelta, Azucena me dijo que, por mi acento y en contraste con el de Cliff, yo era, como muy lejos, de aquí. Y yo le dije, bromeando, que para hablar un idioma es mejor hacerlo con el acento autóctono. Ella dudó: ¿Pero, entonces, tú de dónde eres, sueco? Seguí con la broma y le dije: Sí, de los más hartos de Estocolmo.

Siempre que tengo que integrarme en un grupo, sobre todo cuando no conozco a la mayoría, trato de comportarme como si no fuese así. Para empezar, procuro recordar los nombres -tal y cómo me los han dicho-, miro a los ojos y les pregunto lo que me parece, sin tener en cuenta que nos acabamos de presentar. Así veo a quién le incomoda o intimida mi comportamiento o lo interpreta como algo fresco o irreverente.

(más…)

Read Full Post »

chirico1

Nunca me he llevado bien con los que escriben cosas como: “Cuando me asomo al verde jardín que hay en la opalescencia de tus ojos, lirios suenan como campanillas del Edén…”; y mucho peor si lo sueltan sin ruborizarse. Me refiero, claro, a ese gremio conocido -y reconocido- como: birlasostenes, verbobabas, camelindos, etc; que suelen servirse de la peor melindre -en cantidad y calibre de liendre- para satisfacción de sus necesidades sexuales. (más…)

Read Full Post »

Older Posts »